Casa en Pirineos

Esta vivienda se ha construido enteramente en madera, tanto para la fachada, como para la estructura y particiones. También se realizó un sótano con muros de hormigón (aunque siempre recomiendo construirlo con gaviones y de una manera más ecológica, al final por motivos económicos se suelen hacer de hormigón armado).

En este tipo de viviendas la estructura se confunde con la fachada y las particiones, se realiza con montantes de madera separados 50 cm. Entre ellos se puede introducir el aislante (lana de roca o si queremos una solución más saludable fibra de cáñamo o corcho). Este entramado va trasdosado con paneles de madera tipo MDF (interiores) o tipo OSB (mayor resistencia al exterior). Sobre estos muros de carga de madera se puede aplicar cualquier revestimiento, en este caso optamos por madera para esteriores. Los forjados se construyen con cabios de madera estructural cada 50 cm y friso para arriostrarlos y dar un acabado acogedor. Sobre el friso se coloca el aislamiento pertinente, suelo radiante y el acabado final.


La instalación de saneamiento es separativa, lo cual quiere decir que tiene unas bajantes propias para las aguas negras y otras para las aguas pluviales. La casa tiene un depósito de agua enterrado donde van a parar las aguas pluviales para un posterior uso en la parcela. Además tiene otro depósito para aprovechar las aguas grises (de la ducha y lavabos) y reutilizarla para rellenar las cisternas. La instalación de calefacción y agua calienta se apoya en parte por los paneles solares.La cubierta se realiza de teja cerámica ventilada sobre onduline.

Español