Incremento del riesgo de cancer cerebral con el uso de teléfonos inalámbricos y móviles

Español

Este artículo ha sido traducido por Luis Zurita Herrera (www.elbuenlugar.es) a partir del publicado en:
http://www.prlog.org/12216483-brain-cancer-risk-increases-with-the-amount-of-wireless-phone-use-study.html Su autor es Joel M. Moskowitz, Ph. D. Escuela pública de salud de la universidad de California, Berkeley.
Nuevas investigaciones indican que el riesgo de padecer cáncer cerebral se incrementa conforme más años se utilicen los teléfonos móviles e inalámbricos y con las horas de uso.
- 25 septiembre, 2013 - BERKELEY, California -- El Dr. Lennart Hardell y sus colegas Suecos, acaban de publicar la tercera de una serie de documentos sobre el uso de teléfonos sin cable, incluyendo móviles e inalámbricos, y el riesgo de padecer tumores cerebrales (malignos o benignos). El último documento describe un nuevo caso de control que examina la asociación entre el uso del teléfono móvil y el riesgo de cancer cerebral. In estos estudios, los casos fueron diagnosticados con tumores cerebrales entre el 2007 y el 2009.

El estudio actualiza las recientes investigaciones de caso-control conducidas por el grupo Hardell y extiende los estudios previos examinando los efectos de los teléfonos inalámbricos y móviles sobre el riesgo de tumores cerebrales en personas que han usado estos teléfonos por 25 o más años.

Por encima de todo, la investigación encuentra que la gente que usó el teléfono por más de un año tenían un 70% más de riesgo de padecer cancer cerebral comparándolo con aquellos que usaron el inalámbrico por un año o menos. Aquellos que usaron el teléfono móvil por más de 25 años tenían un riesgo -300% mayor de padecer cáncer cerebral comparados con aquellos que habian usado el teléfono inalámbrico por un año o menos.

El número total de horas de uso de teléfono inalámbrico era tan importante como el número de años de uso. La cuarta parte de las muestras usaron teléfonos inalámbricos por 2.376 o más horas a lo largo de su vida, que corresponde con cerca de 40 minutos al día durante 10 días. Estos usuarios "masivos" tenían un 250% mayor el riesgo de sufrir tumores cerebrales comparados con aquellos que nunca usaron inalámbricos o los usaron por menos de 39 horas a lo largo de su vida.

Un análisis similar reportado en el 13º estudio nacional "Interphone" fundado parcialmente por OMS (Organización mundial de salud), encontrón un 180% más de riesgo de padecer cáncer cerebral entre aquellos que usaron el teléfono móvil por 1.640 horas o más en su vida.

En el estudio reciente, por todos los tipos de teléfonos sin cable (móviles o inalámbricos), el riesgo de padecer cáncer cerebral se incrementaba conforme la exposición a la radiación del teléfono se hacía más elevada - en el "temporal" o en los "lóbulos parietales" del cerebro en el lado donde la gente usaba predominantemente su teléfono.

Extrayendo los resultados consistentes desde múltiples estudios caso-control que usaban el móvil durante un gran tiempo (10 o más años) está asociado con el cáncer cerebral especialmente cerca de donde el teléfono era usado predominantemente, la Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cancer debería reforzar su valoración de la energía de radiofrecuencia de "posible carcinógeno" a "probable carcinógeno" para los humanos.

Más importantemente, los gobiernos alrededor del mundo deberían prestar atención a los resultados de estos estudio. El público debe ser educado acerca de la necesidad de tomar simples precauciones cuando utilice el teléfono. Los gobiernos deben reforzar la regulación "estandar" para la radiación inalámbrica y debería financiar investigaciones independientes de la industria para desarrollar tecnologías más saludables.

La investigación fué publicada online en la International Journal of Oncology. Además, los 2 estudios previos están disponibles ahí. Los tres documentos están accesibles al público.